28 agosto 2014

Terriblemente Leiva

Se pasa el verano, se pasan las vacaciones, se pasa la jornada continua, se pasan las verbenas, los planes, se pasan las modas, los modos, las novias, los novios.
Se pasan los festivales, las barbacoas, las citas en las terrazas. Se pasan los calores, las noches de dormir encima de la cama.
Se pasan los años, se pasan los días 1 de octubre, se pasan las horas, los días, las gentes.
Se pasa la emoción.
Pero ya vendrán otras cosas, otros planes, más emociones.


Muchas emociones, y planes, ¡venga planes!
Muchos planes.
¡Qué me gusta hacer planes!
¡vivan los planes!

21 agosto 2014

Tractorada

Seguimos con canciones dedicadas al mundo rural, que es lo que nos gusta, el ruralismo ilustrado.
De este tipo de música que se pudiera encontrar en "El Trastero" en plena plaza de Cantarranas.

Este estilo de música que lo mismo podría ser del mismo Euskadi que de Galicia centro.
Estos son de Chantada.
Estos, Los Rastreros, muy del gusto de la zona.


Muy de confundir fiestas con destrozos.

14 agosto 2014

La Talanquera

Es que mañana es fiesta en casi toa España.
La virgen de Agosto, en el pueblo que no sea fiesta, que se la invente.
La Virgen de Agosto, y me acuerdo siempre de E.R. y hasta se lo tengo que recordar.


La bandeja de los torreznos, es lo máximo.
Esta canción es muy del gusto de mi hermana.
Por todo un poco.
Espero que si estás leyendo esto te enchufes los cascos y este gran tema te alegre el día.
Que mañana ya no curras, sea fiesta en tu pueblo o no.

07 agosto 2014

Vamos a la playa

Vamos a la playa, a mi me gusta bailar.
Así, sin más.

Habrá quien baile en la playa.
En la playa de los Bateles, en Chonil de la Fra, buenos bailes nos echamos nosotras.
En las negras, o en los muertos, también la playa del Sardinero, o la playa de Louro.
También en Bora Bora de Ibiza, y así, en más sitios.
Ahora la playa ya va siendo más lugar de estar, menos bailar.
Pero será por la compañía, no por las ganas.

Una canción fresca para estas tardes de calor. 
Con calor de torre de ordenador. 
Con vistas al mar o a la torre de Mordor. 

Moreno windows.

04 agosto 2014

Vacaciones para pobres

Tal que asín. De aquí
Son necesarias, divertidas si te lo propones, un placer, son maravillosas y caras, las vacaciones son caras.
Eso es así.
Las vacaciones están sobrevaloradas, en todos los sentidos.

Llegadas estas fechas parece como si fuese obligatorio alquilar un apartamento, irse a un hotel o recorrer la costa en furgoneta. Y es que a todos, a mi la primera, me encantaría hacer cualquiera de esos planes, pero las vacaciones así son caras. Las vacaciones para pobres necesitan de más ingenio para ser disfrutadas y maravillosas.

¿650€ una semana en un apartamento¿Estamos locos? O estamos tontos.


 Y es que, pagar casi lo mismo por un mes de alquiler de tu vivienda habitual que por una semana, es para estar majareta, pero ya más de chalados es, aun asumiendo esto, ¡tener que limpiar! pasar la escoba cada vez que vienes de la playa, meterte en la cama con retos de arenilla en los pies, cocinar, fregar...vamos, que sales de Guatemala para ir a Guatepeor.

Y para esto están los hoteles. Pero señora! ¿ha visto usted qué precios? Eso si, te barren, te friegan, te cambian las toallas, las sábanas y hasta te hacen la cama cada día. Pero ese precio que manejan es inasumible.
Una como ésta. Foto de aquí

Para los que no tenemos furgoneta para recorrer la costa, los precios del alquiler de éstas son telita también. La gasolina, una pasada.
Están los que tienen casa en la costa, incluso pueden elegir.
A mi me avisaron mis familiares; eres la última en echarte novio, es nuestra última oportunidad. 

¡Échate un novio con casa en la playa! Y nada, la lista de la Provinciana se echa un novio de Lugo, pero de interior.
Si eso, que el novio tenga una casa así.




No pienso cambiar de novio, así que este verano, a día de hoy, esta moza sigue en la capi pasando calores y en unos días irá a casa de padres, casa de suegros (todo muy interior) y, si puede, como mucho, pues ya el tren playero y eso.


Feliz verano, felices vacaciones, muy buenas vacaciones para pobres ¡salud, cabrones!


31 julio 2014

Tardes noches de verano

Hace unos veranos pasábamos las tardes entre cuadernos, cafés en vasos de plástico y trozos de pita.
Cajas trasparentes de regalices y que después se llenaban de rotuladores sin tapa.
Y aprovechábamos los retales de cartulinas de colores.
Luego, ya por la noche, nos sentábamos en tablones de madera a arreglar el día pasado, que ya no tenía remedio, y a enfilar el día después, que siempre prometía ser más organizado, más divertido y con muchas más canciones.


Y mientras, tomábamos tapones de algún líquido infernal.
Así, sin hielo ni nada.
Sin adornos.
Pero todo muy bonito.
Y de estrenarse en todo esto hace ya 13 años.