26 febrero 2015

Qué puedo hacer



23 febrero 2015

Zapatos de baile para boda

De aquí
Un algo así
Así, como lo lees.
Entre muchas de las cosas que debes tener muy en cuenta para tu boda, además de saber si habrá Brugal y otro ron alternativo, son los zapatos.

Yo sabía que no quería unos zapatos de novia, de esos blancos. Por mucho que me dijesen que después se podrían teñir perfectamente.

No había ninguno que me gustase, bueno si, unos un poco. Pero no, zapato blanco no.

Me encantaban muchos zapatos, de colores, raros, clásicos, incómodos.

Estos morados de la foto me gustaban mucho por ejemplo, pero no, ni había talla ni rebajas. Como todo en estos casos, entre otras cosas, el presupuesto es quien manda.

En este caso el presupuesto pesaba más que yo.
Mi primera opción fue ir directamente con botas camperas, era mi intención, de todavida, pero como muchas cosas en las bodas, al final, pues no pueden ser: mi padre, mi novio, mi hermana, las modistas, el peluquero, Rita la Churrera y la vecina del 8º me amenazaron de muerte si me ponía botas. Y yo antes que morir quería terminar de celebrar la boda, que total, ya estaba reservado todo.
Concretamente estas, de 250€ na menos
No me quitaron la idea de la cabeza, pero me puse a la búsqueda de unos zapatos de novia. Las botas no se descartarían de ninguna de las maneras, esas no las compré por precio, pero con otras se terminó la noche. Tenía la misión de encontrar unos zapatos. A mi manera.
Se me ocurrió buscar zapatos de flamenco; quería unos zapatos cómodos, con pulsera al tobillo, estilo años no sé que años que no me hiciesen sufrir. Y buscando, con pistas de las modistas, di con Maty y sus zapatos de baile.
 Bueno, bueno, bueno ¡qué hermosura! ¡Qué horma! Comodísima.
Los zapatos tienen un tacón de 7 cm ideal para mi gusto. Al ser de baile son cómodos de más. Había diferentes modelos que después se personalizan, con las pieles que elijas y los tejidos brillantosos.
Así quedaron los míos. Tachán....

Claramente, y no es un decir, las fotos no le hacen justicia al modelito en sí. una preciosidad.
Unos zapatos de baile para boda, de novia novia. 

19 febrero 2015

Vamos a Vietnam

Inevitable hablar de Vietnam y no pensar en este peliculón.
Que sin saberlo, así a base de verla sin querer y después queriendo, ha resultado ser una de mis películas favoritas.
Si ser yo de esas personas que tienen muchas cosas favoritas.


Ahora mismo estaré en la mismísima ConchinChina, en el mismo Vietnam, entre rollitos vietnamitas, ojos achinados, barquitas, mosquitos y amor.
Ya os contaré a la vuelta.
Eso seguro.

16 febrero 2015

Elegir Vietnam para hacer un viaje

¿Por qué tu y no otro?
¿Por qué Vietnam y no otro lugar? ¡Con lo grande que es el mundo!

En la vida hay que elegir.
En la mayoría de los casos las opciones son muchas y variadas. Pero hay que elegir. Para elegir hay que descartar, prescindir, rechazar. Decidir dejar de lado opciones interesantes, pero que esta vez no, no son para ti.

Mientras tu lees estas líneas yo estaré casada y con mi esposo descubriendo la Conchinchina. 
Conoceremos  Ho Chi Min (Saigon), en Hanoi, en Hoi An, Bahia de Halong, en los templos de Angkor en Camboya y pasando unos días a la bartola, en una pequeña isla a punto de ser explotada, pero todavía no, entre Vietnam y Camboya, en Pho Quoc.
De aquí
Podríamos haber ido a cualquier otro lugar pero nos decidimos por este viaje. De esos viajes que se hacen ahora o luego con hijos o de jubilado ya no.

Hice un rastreo online, con mis queridos amigos de LosViajeros. Di con una agencia local llevada por españoles, contacté, me gustó lo que ofrecía. Compré los billetes de avión en Emirates (esto ya es empezar la vacación, ¡qué aviones!¡qué deluxe!) y ale, a viajar.
Y así estamos. Conociendo mundo.


14 febrero 2015

Boda 14 de febrero

Enlace de los Varela-Benito
Hoy estamos así, de boda.
Una boda en el día de los enamorados.
Boda en Galicia, boda en Chantada.
Esperemos que el clima nos acompañe, pero sin agua.
Que los invitados se la gocen mucho.
Que mi familia se divierta.
Que se rebañen todas las patas de nécora.
Que la barra libre de 6h de bien de sí.
Que me dure el moño hasta altas horas.

En próximos post nos vamos contando.



12 febrero 2015

Boda el 14 de febrero

La mía.
Nos vamos de boda el sábado 14 de febrero, no una boda cualquiera, ni más ni menos que mi boda provinciana con el Gallego, en Galicia.

Que ya va una y se casa por amor, ¿qué mejor que el 14 de febrero?


Más freak, más amoroso y más con corazones rojos no es posible.
Nos lo pasaremos bien, comeremos y bailaremos hasta altas horas.
Me voy que no llego...

¡Y que vivan ¡vivan! los novios!