24 julio 2014

Irse de festival con amigas

Nosotras mismas, como cada año, en el Low Festival.
Que nosotras seguiremos llamando Low Cost siempre que estemos listas y pillemos el transporte, alojamiento y abonos con antelación a buen precio.
Es una cita ineludible. Hasta que se demuestre lo contrario.
No vamos a negar que pereza da, pero como ya es menos posible coincidir para cualquier otro tipo de vacación, pues el esfuerzo merece la pena.



Al final bailamos, siempre bailamos.
Nos pongan las canciones que nos sabemos o no.

21 julio 2014

El pelo de Mick Jagger

Yo vi a los Rolling Stones en concierto.
Esto es así. Que conste para la posteridad.
El pasado 25 de junio en el Bernabéu.
Así, por orden, lo que más me impresionó del asunto es:

1.- ¡Qué de gente! 
Mucha gente. Allí había muchísima gente junta. Y eso da rollo. Por aquello de las almas unidas. Impresionante. El estadio, donde no había estado nunca, muy empinado, muy grande y con muchos baños de chicos y casi ninguno de chicas. Lo que significa...invasión discreta, rápida y eficaz de los urinarios.
de aquí
2.- ¡Qué mayores!
Nada más salir al escenario, además de sentir que está una presenciando un espectáculo único en el mundo, llama la atención lo mayores que son. Es que son súper abuelos. Muy abuelos. Pero vaya, en la misma proporción impresiona la energía que tienen. Demasié pal body. Únicos en su especie. Los putos Rolling.
De aquí

3.- ¡Qué pelazo!
El pelo de Mick Jagger. Bueno. Impresionante. En 2 horas de espectáculo sin parar de saltar, bailar y moverse como sólo Mick Jagger sabe, al pavo no se le movió ni un pelo. Más bien, no se le mojó ni un pelo. Pero ni un caracolillo en las patillas, ni en la nuca, ni en la frente. Que no suda vaya. Nada, el pelo seco, el pelo de Mick Jagger si que conoce al diablo. Impresionante.

Bastante impresionante todo.
De esto que merece la pena haber invertido unos buenos eurazos en un espectáculo así.
Ya podremos decir que vimos a los Rolling. Que ese día estábamos en familia y que, desde entonces, pasamos a ser más familia todavía.

Chicas yo os ailoviu. Muchas gracias por alegraros tanto de mis alegrías.
Seremos tan viejas como los Rolling, las cuatro mano a mano y sin despeinarnos.
(esta es la entrada número 500 de Provincianas. Muchas gracias a quienes estáis detrás cada lunes, cada jueves y de vez en cuando)

17 julio 2014

Cambios y mejoras

Fíjate quién te iba a decir a ti.

Muchas cosas cambian para mejor.
Que siempre decías que las personas nunca cambian, pero yo creo que si. Cuesta pero si. Aunque no se quiera a veces si. O bueno, igual tenías razón, y en realidad lo que cambia es lo de fuera. Entonces parece que quién cambia es la persona.
Porque cambian cosas que no se elije, y va uno y cambia.

Y en esos casos, casi siempre es para mejor.



Que seáis muy felices, y tengáis mucha salud.

10 julio 2014

Maltratador-Destornillador

Una vez, hace mucho, a altas horas de la mañana, en casa ajena, sofá ajeno. Así a escondidijas, eran como las 3 de la mañana. Con la tele encendida descubrimos un programa que nos hizo partirnos el eje.

Después con los meses, lo cambiaron de hora, lo adecentaron y lo hicieron más visible para todos los públicos.
Entonces, salieron imitaciones como a Anne Igartiburu, o a Raquel Revuelta que, gracias a Paco León fueron de lo más divertido que se ha hecho en la tele de este país.
También estaba la de Antonia De Latte


Que esto no es una canción, pero hace de reir. Que no nos viene nada mal.

07 julio 2014

Jornada continua en verano

Dicho así puede ser una frase de jolgorio y alegría. Pero para mi no lo es tanto.
Bien, no voy a ser la cenizas aquí, pero es que la jornada continua en verano no me parece la fiesta.
Me parece bien, no me parece mal, pero que nadie piense que me está haciendo un favor.

¿Por qué no me parece tan tan tan bien la jornada continua en verano?
Del verano, me gusta el tinto con fanta de naranja.
Mira Mary, te cuento:

- Madrugón: me tengo que levantar a las 5:55 de la mañana.
- Acostarse: con el calorín que hace es imposible dormirse antes de las mil. Pero es que tienes que madrugar. Y con la presión, más difícil es dormirse pronto.

- Comer: sales a las 15h bien, peor es que hasta las 16h y algo no llego a casa, así que menudas horas para comer. Y con ese calor, es horror.

- Calor: hace mucho calor. En un apartamento de 33m2 en Madrid centro orientado al suroeste y sin posibilidad de hacer corriente abriendo las ventanas, porque solo tienes 2 y no están enfrentadas, bueno, puedes abrir la puerta, pero se te cuela el chucho de la vecina, en el mes de julio-agosto a las 17h hace un calor del infierno.

- Odio el aire acondicionado: a veces es la única opción paras obrevivir en este hábitat, pero no me gusta nada. En un piso tan pequeño me agobia, me da la sensación de estar en un cubo.
De "El Mueble"

Claro, que luego van y te dicen...jo, estoy deseando que llegue la jornada continua.

¡No te jode! ¡Tu que tienes piscina en casa!

Ojalá una terracita donde cenar al fresco, o un charco-ranas donde poner los pies a remojo. Un balconcete donde estirar los brazos al aire. Un par de árboles que den sombra.
Es igual, cualquier cosita fresca me vale.

Pero bueno, habrá a quién le chifle. A mi es el calor nunca me ha gustado.

Y ya no me quejo más, venga, va.

Como el calor me destroza las neuronas, durante estos dos meses de verano las publicaciones de los lunes serán una si, una no. Los jueves, seguimos con la canción. Es decir, descansamos los lunes. Así que, nos vemos el 21 de julio. Vayan por la sombra....

03 julio 2014

Eres una piedra dura de Chipiona

"Porque tu eres una piedra dura de Chipiona que no se puede aguantar"

Y ahora a ver quién es el campeón que no se emociona con estas dos elementas.
Estas dos fieras.


Ha y que ser un poco piedra para que te resbalen ciertos asuntos diarios.
Y que luego en realidad, todo da igual.
Así que mira, a cantar.